Cine

The Truman Show y la búsqueda por la libertad

The Truman Show es una película que sigue causando problemas existenciales a quien la ve incluso años después de su estreno en 1998

Por Luis Zamora

-
The Truman Show

The Truman Show (Paramount Pictures)

The Truman Show de 1998, es una película de comedia y ciencia ficción protagonizada por Jim Carrey la cual trata sobre Truman Burbank, un hombre que desde su nacimiento fue adoptado por una cadena de televisión la cual se encargó de volver de su vida un reality show volviéndose el programa con más espectadores en el planeta, pero al mismo tiempo el desconoce totalmente que es así.

La vida de Truman está totalmente medida al punto que no puedes hacer nada sin que sus televidentes lo observen, y es que todo en su vida está tan controlado que ni siquiera eligió el mismo a su esposa siendo esta seleccionada por la productora. Le tiene miedo al mar porque en su infancia lo traumatizaron haciéndole cree que su padre, un actor, murió ahogado, por lo que no puede salir de su pequeña isla para tocar la pared del set de televisión enorme en el que vive.

En la película se nos plantea una idea algo paranoica sobre qué pasaría si toda tu vida fuera determinada hasta el más mínimo aspecto por un escenario artificial sobre el cual no tiene ninguna capacidad de modificar.

Está idea explorada en la película puede parecer trillada, pero ¿no es así, por lo menos un poco, como funciona nuestro entorno como sociedad?, ¿Cuántos hechos de nuestra vida podemos decir que elegimos nosotros mismos? La verdad es que venimos a este mundo rodeados de varios aspectos que no elegimos como el lugar donde nacemos, nuestra familia, nuestros amigos e incluso nuestras parejas son parte de este accidente que es el “teatro de la vida”.

Truman en la tele. Foto Paramount Pictures

Lo que diferencia a la vida cotidiana de la de Truman es el hecho de que mientras la de la película es premeditada, en el día a día podríamos decir que somos unos expertos improvisadores y son esta suma de pequeñas improvisaciones la que nos terminan metiendo en la misma sintonía.

Pongamos por ejemplo el tráfico, nadie se dice a sí mismo “voy a salir a conducir por las calles más concurridas de la ciudad sólo para estorbar”, en cambio, es más probable que el dialogo interno sea uno como este: “Tengo que salir a las 7 am de mi casa hasta el centro de la ciudad para llegar a tiempo al trabajo”, y sólo se necesita que una gran cantidad de personas tenga la necesidad de salir a la misma hora para que las calles se atiborren y se comiencen a estorbar unos a otros.

Algo en lo que oscuramente si nos empezamos a parecer al mundo de la película es en el hecho de que hoy más que nunca tenemos acceso a una cámara con la que compartimos al mundo nuestra vida por gusto, a veces por trabajo, y hoy ,que se tiene que estudiar en salones virtuales, hasta para educarnos tiene que ser así.

Truman llega al limite del set. Foto Paramount Pictures

La película se resuelve cuando Truman sale del set para buscar una vida real y así termina, sólo podemos esperar que le fuera bien porque muchas veces a los actores de película les va mal cuando prueban suerte en el teatro.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre cultura geek: tecnología, videojuegos, cine, series, cómics y más

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Cine